LIBERTAD FINANCIERA – CÓMO RETIRARTE ANTES DE LOS 40

Antes de que empieces a leer este artículo, te sugiero tomar algo en cuenta: Es posible que lo que hayas aprendido hasta la fecha acerca del dinero, la libertad financiera y la riqueza, no esté del todo acertado.

Y aclaro que en ningún momento mi intención es la de desacreditar los conocimientos que adquiriste y mucho menos a aquellos que te los impartieron, pero es probable que quienes te enseñaron acerca del tema, tengan una visión bastante tradicional del asunto, habiendo obviado por completo una posibilidad enorme y relativamente nueva, cuya información muchos en nuestra región aún desconocen.

Lo que quiero lograr con este comentario, es que leas mi artículo con una mente abierta a todas las posibilidades porque, aunque quizá te parezcan algo locas o demasiado buenas para ser ciertas, te puedo asegurar que ya les han dado grandes resultados a miles de personas, incluyéndome.

TODO DEPENDE DE TI

Si me has leído anteriormente, seguramente sabes que he logrado mi sueño de vivir viajando, gracias a mis emprendimientos digitales (y por supuesto, a mucho trabajo que viene incluido).

Pero a pesar de que gano lo suficiente como para vivir una vida de “rica”, y que a mis 30 años ya logré pagar todas mis deudas (automóvil, tarjetas de crédito e incluso tener el dinero suficiente para pagar la totalidad de la hipoteca de mi nueva casa en Panamá) no lo hago. Y esto no lo he logrado por el hecho de ser minimalista, aunque ayuda un poco.

Vivo viajando, sí, pero lo hago porque además de ser mi sueño (me fascina conocer nuevos lugares, viviendo como local en cada uno de los destinos que visito) casi siempre me sale más barato estar en otros países en donde el cambio del dólar me rinde mucho más que en el mío.

Viajo con millas y siempre me mantengo dentro de un presupuesto fijo para decidir dónde vivir.

Todas mis pertenencias caben literalmente en una maleta, y no tengo casi nada en casa. Mi ropa la compro tres veces al año y me baso en un presupuesto para todos mis gastos (incluyendo las salidas a comer, regalos para mi familia, visitas al salón de belleza, etc.).

Y antes de que me tildes de rara por no darme los lujos que otros se darían con mi posición económica, te pido que leas este artículo completo para que entiendas lo que pretendo lograr con todo esto.

RENUNCIÉ A MI TRABAJO PARA VIAJAR

Esta es mi historia…

Una chica común y corriente, sin fondos, becas, propuestas de empleo en el extranjero, padres ricos, ni nada que pudiera hacer posible su sueño de recorrer el mundo algo fácil de lograr… ¡Pero aún así lo hizo!

IMG_6045

¿QUÉ ES LA LIBERTAD FINANCIERA?

Es el estado en el que una persona o familia, tienen la suficiente solvencia económica como para poder vivir sin depender de ingresos provenientes de alguna forma de empleo.

Debido a esta definición, muchas personas tienden a confundir la libertad financiera con la jubilación, y no es lo mismo. La jubilación es el final de la vida laboral debido a la edad, y usualmente se obtiene después de haber trabajado prácticamente toda tu vida.

En cambio, la libertad financiera es el fin del trabajo obligatorio, no importa si tienes 65 años o si apenas cumpliste los 30. Al lograr libertad financiera, tú decides si quieres o no continuar trabajando, si te retiras por algunos años y luego vuelves al ruedo, o si te dedicas a tejer por el resto de tu vida.  

Resumiendo: Desde el momento en que tus inversiones te dan más dinero del que puedes gastar para mantener tu estilo de vida ideal, es cuando te conviertes en una persona financieramente independiente.

NO SE TRATA DE QUE DEJES DE TRABAJAR, SINO DE QUE NO NECESITES HACERLO

Quiero dejar bien claro que mi meta nunca ha sido dejar de trabajar por completo, mientras las cosas continúen como hasta ahora (estoy muy joven, con la cabeza llena de ideas y con mucha energía).

Pero sí busco que llegue el momento de seguir haciendo esto solo por pura satisfacción personal y sin tener que preocuparme por el dinero.

Mi meta es lograr que, aunque deje de trabajar por el resto de mi vida, nunca deba preocuparme porque el dinero no me alcance para tomarme unas vacaciones, o para cubrir cualquier obligación financiera que se me presente. 

Suena increíble, ¿no es cierto? Pues te cuento que cada día existe más gente que lo logra a una edad temprana, sin tener que esperar a la tan lejana edad de jubilación.

Y no te hablo de cantantes o actores de cine y televisión, sino de personas comunes y corrientes, así como tú y como yo, que se ajustaron los pantalones y tomaron la decisión de mejorar sus finanzas y su calidad de vida de una forma radical.

Esas personas son los seguidores de un movimiento llamado FIRE (que por sus siglas en inglés significa: Independencia Financiera – Retírate Temprano), del que hoy quiero hablarte.

¿CUÁNTO DINERO NECESITO PARA SER FINANCIERAMENTE INDEPENDIENTE?

Seguramente en este momento ya te estarás preguntando: ¿Cómo puedo hacerlo yo también y cuánto tiempo me tomará convertirme en una persona financieramente libre?

La realidad es que esto es diferente para cada uno, ya que depende de cuánto dinero ganes, cuáles son tus gastos actuales, el estilo de vida con el que aspiras retirarte, los gastos a futuro que ese estilo de vida supone (incluyendo hijos y el pago de su educación, viajes, vejez, etc.) y algunos otros factores menores.

Mi proceso personal para llegar al estado de libertad financiera (existen distintas formas), es el siguiente:

El ahorro e inversión de 25 a 28 veces la cantidad de mis gastos anuales en fondos indexados, con un retiro por año del 4% o menos del total de la cartera (tomando en cuenta su aumento por inflación), además de seguir generando ingresos pasivos (ganar dinero sin trabajar activamente) por la mayor cantidad de tiempo que me sea posible. 

Si, por ejemplo, la fórmula que escoges para buscar tu independencia financiera es igual a la mía, pero en tu caso tus gastos anuales son de $40,000.00 dólares, significa que necesitarás ahorrar/invertir $1,000,000.00 (un millón) de dólares. Luego, cada año retirarías $40,000 dólares más un aumento del 3 por ciento anual, debido a la inflación.

Estaríamos tomando como base general que, para evitar quedarte sin dinero, anualmente retirarás no más del 4% de tu cartera total, independientemente del crecimiento que esté teniendo (y que puede ser mucho más).

Finalmente, a esto le sumamos el seguir generando ingresos pasivos de forma diversificada, gracias a los negocios por internet

¿QUIERES GANAR DINERO DESDE CASA?

En este curso gratuito (valorado en cientos de dólares), te enseñaré a definir una idea de negocio, elegir el nombre de tu proyecto y a crear una página web profesional como esta, en tan solo 1 hora.

Home Banner

EL MOVIMIENTO FIRE Y SUS CORRIENTES 

Hay varios estilos interesantes dentro de este movimiento.

Algunos practican el “Lean FIRE” (vivir con frugalidad extrema), otros el “Fat FIRE” (mantener un nivel de vida regular, mientras ahorran e invierten), y otros el “Barista FIRE” (deciden continuar trabajando medio tiempo o generando ingresos pasivos, aún luego de conseguir la inversión necesaria para retirarse).

Yo personalmente, siento que soy una mezcla de los 3. 

¿CÓMO CONSEGUIR LA LIBERTAD FINANCIERA?

Como ya habrás podido deducir, la libertad financiera se basa principalmente en recortar gastos, ganar más dinero e invertir.

RECORTAR GASTOS

Muchos de quienes practican este movimiento, intentan ahorrar el 50% o más de sus ingresos.

Sé que parece un número gigante, pero por experiencia propia puedo decirte que recortar nuestros gastos, aumentar nuestros ingresos y ahorrar la mayor cantidad de dinero, realmente es posible. Te lo dice alguien que ha llegado a ahorrar hasta el 80% de sus ingresos totales, todo eso mientras vive la vida de sus sueños, gracias a sus ingresos extras.

Al inicio es muy probable que no puedas ahorrar cantidades tan altas, sobre todo mientras no logres generar ingresos adicionales a tu salario tradicional. Pero si tratas de ahorrar un 2 o 3% de tus ingresos mensuales, hasta que consigas generar todo el dinero que necesitas para poder ahorrar más, te lo hará mucho más fácil (en lugar de buscar llegar al 50% desde el día uno, lo que sólo te traerá frustración).

Cuando ya puedas ahorrar/invertir el 50% de tus ingresos, podrás lograr tu número de independencia financiera en 15 años. Ahorrando el 60%, puedes lograrlo en menos de una década y así sucesivamente. Mientras más logres acumular cada año, más rápido llegarás a la meta.

GANAR MÁS DINERO

Toma en cuenta que debido a las grandes sumas de dinero que deberás ahorrar para poder invertir, y si dependes únicamente de un sueldo igual al de la mayoría de los salarios que existen en Latinoamérica, sería casi imposible que logres la independencia financiera. Por eso, mi interés es enseñarte a ganar dinero extra por internet.

INVERTIR 

Puedes hacerlo tanto en fondos indexados, acciones, bienes y raíces, creación de ingresos pasivos no tradicionales y diversificados, o bien con una mezcla de todos los anteriores. 

NO AMANECERÁS LIBRE FINANCIERAMENTE, DE LA NOCHE A LA MAÑANA

Obviamente, no se puede llegar a ese punto de un día para otro, a menos que recibas una herencia millonaria. Alcanzar la libertad financiera requiere de una planificación adecuada y de la disciplina necesaria para atenerse al plan, incluso si las cosas se ponen difíciles.

Tendrás que hacer varios sacrificios, pero todo eso se verá recompensado cuando obtengas el control completo de tu vida y de tus finanzas, sin estar encadenado a deudas de tarjetas de crédito, préstamos para automóviles, una enorme hipoteca y a una vida de trabajo.

PASOS PARA LOGRAR LA LIBERTAD FINANCIERA

1.  OBTENER EL CONTROL DE TU DINERO

Esto, dicho de manera simple, significa que debes gastar menos de lo que ganas.

Primero debes averiguar cuánto es lo que gastas al año en cada cosa, aproximadamente (alquiler, comida, servicios públicos, combustible, educación, esparcimiento, etc.). Y asegúrate de incluir absolutamente todo.

Para ayudarte con esto, puedes hacer el ejercicio de apuntar en tu celular cada gasto que tengas (por lo menos durante uno o dos meses), incluyendo el chocolate que dijiste que no ibas a volver a comprar, pero que al final siempre lo terminas agregando a la carretilla del supermercado. 

Una vez obtengas esta información, puedes empezar a trabajar en tu presupuesto.

Una buena regla general, es el método 50-30-20:

  • El 50% es para gastos esenciales (renta, comida, servicios públicos, etc.)
  • Un 30% para pagos de deudas (hipoteca, préstamo de automóvil, tarjetas de crédito, etc.)
  • Y un 20% para “otros gastos” (ropa, salidas, ahorro, etc.)

Siempre debes recordar que lo que quieres alcanzar es la independencia financiera, por lo que la idea es lograr ahorrar la mayor cantidad de dinero posible.

Luego, toca configurar las categorías de tu presupuesto. Puede tomarte algunas semanas (o incluso meses) de seguimiento para ver tus patrones, pero valdrá la pena.

Vivir cada mes cuesta dinero, y si las deudas te están frenando, no podrás lograr ser financieramente libre. La deuda de las tarjetas de crédito es la más seria, debido a que generalmente tiene la tasa de interés más alta. Debes librarte de esta deuda lo más rápido posible.

2.  REDUCIR/ELIMINAR GASTOS

Ahora que sabes hacia dónde se va tu dinero tienes un 25% de la batalla ganada, pero otra gran parte del plan es reducir gastos. Recuerda que nadie se hace rico mientras está gastando todo su dinero.

Esto no siempre es fácil, pero ya dijimos que algunos cambios de hábito son necesarios. Una vez que logres hacer recortes y reducciones a tu presupuesto, verás que tu dinero comienza a acumularse mucho más rápido y sentirás que todo vale la pena.

Probablemente te parezca abrumador al principio, pero puedes elegir una categoría por semana y concentrarte en buscar maneras de hacerla más económica, o de ser posible, incluso eliminar ese gasto. Mirar las cosas de otra manera podría ayudarte.

Por ejemplo, quieres comprar un auto nuevo y tienes dos opciones: o compras el auto que deseas, o logras estar un año más cerca de dejar de trabajar. Recuerda que no solo estás ahorrando, sino que estás trabajando para lograr tu independencia financiera.

AHORRA EN COMIDA

La comida siempre es un buen lugar para comenzar a recortar, ya que una gran parte de nuestro dinero se va ahí. Llevar el almuerzo al trabajo, buscar un supermercado con mejores ofertas, comprar marcas más baratas y dejar de cenar afuera, son cosas que podrían ayudarte a lograr un cambio significativo.

Ver cuánto logras ahorrar cada semana, siempre será un gran incentivo para seguir adelante, y hasta para volverte más creativo a la hora de buscar formas de reducir gastos.

ELIMINA SUSCRIPCIONES

Eliminar gastos recurrentes para cosas secundarias, tales como suscripciones a revistas, membresías en gimnasios (puedes hacer ejercicio sin necesidad de pagarle a nadie), o servicios de tv por cable (con Netflix y noticias online, ya casi nadie ve tv).

Aunque no sean grandes cantidades de dinero, cuando te esfuerzas por lograr la independencia financiera estos son lujos de los que puedes prescindir y que, sumados, pueden resultar en un incremento mensual para tu bolsillo o alcancía de $100.00 dólares, o tal vez más.

Otra cosa que debes intentar, es negociar precios más bajos para cosas como la señal de Internet. Si amenazas con cancelar el servicio o con cambiarte de proveedor, muy probablemente te ofrezcan un mejor plan.

Los pagos automatizados de los sistemas de banca en línea que mantienen la mayoría de los bancos también ayudan mucho, sobre todo a los compradores compulsivos. Si programas tus pagos mensuales para que se transfieran apenas recibas tu dinero, no tendrás que preocuparte si te alcanzará para pagar el alquiler porque tienes en la mira un celular nuevo.

3.  GANAR MÁS DINERO

Llegará un momento en que, por más que lo intentes, no habrá otra cosa que recortar y, para que logres alcanzar la independencia financiera, tendrás que ganar dinero extra.

Quizá debas comenzar desde donde estés y pedir, por ejemplo, un aumento de sueldo.

Muchas personas esperan a que la empresa donde trabajan decida darles un ascenso o a que se abra una mejor posición para competir por el cargo. Aunque no exista esa vacante, si vas preparado y presentas motivos de peso por los que sabes que mereces un aumento de salario, probablemente lo consigas.

Si a pesar de todo no te fue posible conseguir ese aumento que tienes merecido, podrías buscar otro empleo o generar dinero extra de formas poco tradicionales, y la falta de tiempo no es excusa.

¿TE GUSTARÍA SER BLOGGER PROFESIONAL?

Únete a este curso gratuito, en el que aprenderás a definir tu idea y crear un blog o página web profesional, en menos de 1 hora. 

Home Banner

INVIERTE MEJOR TU TIEMPO

Muchos estudios han comprobado que las personas ven televisión durante un promedio de 4 horas diarias, lo que acumula unas 28 horas a la semana, muy similar a un trabajo de medio tiempo. Si realmente estás comprometido con tus metas, esta es una enorme pérdida de tiempo.

No quiero decir que debas pasar todas tus horas libres trabajando, pero con que utilices de forma productiva la mitad del tiempo que pasas en ese u otro pasatiempo, podrías ver grandes resultados.

Todos deberíamos tener más de una fuente de ingresos (conducir un Uber, cuidar niños, vender artículos usados por internet, etc.), pero eso es doblemente importante para aquellos que buscamos ser financieramente independientes.

Acá te dejo algunos artículos con varias opciones que te permiten trabajar desde casa, mientras ganas dinero por internet:

Y si estás completamente decidido a lograr tus metas y puedes invertir un poco más de tiempo en ganar dinero extra, también podrías optar por iniciar tu propio negocio.

4.  INVERTIR Y GENERAR INGRESOS PASIVOS

Si ya iniciaste con el proceso, llegará el momento en que no podrás hacer más recortes en el presupuesto y te tocará generar otros ingresos; y más adelante también llegará el día en que no tendrás más tiempo libre para ganar ese dinerito extra. Entonces deberás encontrar formas adecuadas para ganar mucho más dinero, y que las mismas no requieran de tu tiempo.

A esto se le llama ingreso pasivo, y uno de los mejores métodos para generar este tipo de ingresos es invertir.

Cuando inviertes tu dinero lo multiplicas y, contrario a lo que todos piensan, no se necesita una suma alta para iniciar, ya que existen muchas formas de inversión (mercado de valores, fondos mutuos, fondos de índice, propiedades de alquiler, etc.).

Si te gustó este artículo, no te olvides de guardarlo para leerlo nuevamente.

independencia financiera