QUÉ ES EL MINIMALISMO

Cada vez somos más y más, quienes hemos adoptado al Minimalismo como un estilo de vida, huyéndole a las compras impulsivas y dejando a un lado esa obsesión de la cultura latina sobre impresionar a otros, ser fanáticos de la moda y por lo tanto, gastar dinero en exceso.

En mi caso personal, esta forma de vida incluso me ayuda a ahorrar más del 60% de mis ingresos y ha sido uno de los cambios más positivos que me trajo el 2018.

Cuando vas eliminando de tu vida los excesos, ocurre un cambio radical en tu perspectiva y empiezas a sentir esa tranquilidad que transmite un hogar sin atiborramiento o desorden, disfrutando también de la facilidad con que cada mañana eliges tu ropa.

Te das cuenta de lo bien que te sientes y te ves al comer cosas simples, saludables y de calidad, y tu corazón y mente respiran con facilidad cuando reduces a lo esencial sus compromisos y decisiones.

Descubres lo ligero que te sientes cuando limpias tu lista de amigos en redes sociales, dejando sólo a aquellos que realmente desean tu bien y que aportan algo positivo a tu vida.

Poco a poco, estos momentos de claridad y revelación se suman y llega el momento en que te das cuenta que la famosa frase de “menos es más”, es verdadera de forma absoluta y total.

QUÉ ES SER MINIMALISTA

Si me has leído antes, sabrás que vivo con menos de 100 cosas (en total) y que muchos no entienden por qué razón solo tengo 3 pares de zapatos, a pesar de que gracias a mis negocios online, hoy gano más que un VP de multinacional.

A mi parecer, existen muchos conceptos erróneos rondando por la web, como en todo lo que empieza a ganar terreno y a verse “popular”.

Para ser minimalista no debes vivir en Tailandia, Vietnam, o Medellín como nómada digital, y tampoco es obligación que tengas tu propio blog, que seas vegano, yogui y tampoco que lleves una mochila a cuestas.

Lo aclaro porque he visto repetidas veces cómo por ignorancia (sobre todo en Latinoamérica), se desestima al minimalismo catalogándolo como una especie de culto o “moda” que está lleno de restricciones, y que sólo siguen los “bichos raros” como yo.

El minimalismo no solo trata acerca de tener lo mínimo para dedicarte a vivir viajando y ser nómada digital (aunque sí puede hacértelo más fácil), sino que abarca todos los aspectos importantes en la vida de una persona.

RENUNCIÉ A MI TRABAJO PARA VIAJAR

Esta es mi historia…

Una chica común y corriente, sin fondos, becas, propuestas de empleo en el extranjero, padres ricos, ni nada que pudiera hacer posible su sueño de recorrer el mundo algo fácil de lograr… ¡Pero aún así lo hizo!

IMG_6045

¿QUÉ ES EL MINIMALISMO PARA MÍ?

Personalmente, veo al minimalismo como el estilo de vida que realmente me ha ayudado a encontrar libertad, sin preocuparme tanto ni sentir culpas por hacer gastos innecesarios y de los que luego me arrepienta.

Es la forma de vida que logró que poco a poco yo saliera de una cultura consumista y sin sentido, y que realmente me ha hecho sentirme muchísimo más satisfecha con lo poco, de lo que jamás logré ser con lo mucho.

Ojo: con esto no estoy criticando a quienes gustan de mantener posesiones materiales, porque esa es una decisión muy personal para cada uno, tanto como decidir de qué forma criarás a tus hijos. Es algo en lo que nadie debe opinar, sobre todo si no han sido invitados a hacerlo.

Muchas personas ajenas al movimiento nos siguen viendo como “bichos raros” y muchos otros me han preguntado por qué razón (como en mi caso) alguien elegiría intencionalmente tener pocas cosas, sobre todo cuando el dinero no es para nada un limitante.

En Latinoamérica vivimos en una sociedad que te juzga constantemente, y que te brinda las oportunidades basándose en cómo te ves y qué tanto tienes. Y quizá debido a ello, es que hay gente que mientras menos ingresos percibe, pareciera que más necesidad de aprobación necesita

Siento que el minimalismo me ha hecho muchísimo más consciente de las cosas. Es la forma de vida que elegí, de la que poco a poco voy aprendiendo y de la que, si tú me lo permites, quisiera explicarte un poco más a continuación.

ESTILOS DE MINIMALISMO

Debo confesar que me cuesta mucho contarle a la gente que me considero una minimalista, porque enseguida imagino todas las imágenes erradas (desde mi punto de vista) que se forman dentro de sus cabezas.

NO EXISTE UNA FÓRMULA PARA SER MINIMALISTA

La cosa es que vivir de acuerdo al concepto minimalista, no tiene una fórmula correcta o incorrecta.

El minimalismo en el que yo vivo como blogger profesional y nómada digital, es muy distinto al de una pareja casada con niños pequeños, que también es diferente al minimalismo de una familia con adolescentes, o al de alguien soltero que tiene un trabajo de oficina tradicional.

Sin embargo, existe un punto común en todos los estilos de vida minimalista y es que, a medida que eliminamos el exceso de nuestras vidas (sin importar en qué área), vamos notando que vivir de forma más simple, lenta y tranquila, ofrece un valor muchísimo más duradero.

En el fondo nadie quiere vivir de forma mediocre, y al final todos vamos a desear no haber perdido el tiempo mientras tuvimos aquí y haber obtenido valores duraderos (familia, amigos, recuerdos), en lugar de cosas materiales que pasan de moda y se dañan con el tiempo.

EL MÉTODO KONMARI

Este libro de Marie Kondo (que trata sobre el arte japonés de ordenar y organizar), no es solo un Best Seller, sino que se ha convertido en un fenómeno cultural que se centra en el método particular de Kondo, que es ordenar radicalmente cada espacio del hogar.

Es un método bastante rígido (quizá no para todo el mundo), y en lo personal aplico algunas de sus técnicas (como doblar la ropa, por ejemplo), sin ponerlo en práctica al pie de la letra.

¿Cuál es exactamente el Método KonMari? ¿Qué implica? Para tratar de ayudarte a entenderlo y que puedas decidir si es el ideal para ti, hice un resumen:

¿TE GUSTARÍA SER BLOGGER PROFESIONAL?

Únete a este curso gratuito, en el que aprenderás a definir tu idea y crear un blog o página web profesional, en menos de 1 hora. 

Home Banner

LAS BASES DEL MINIMALISMO, A TRAVÉS DEL “MÉTODO KONMARI”

  1. Se centra en descartar elementos, ante todo. Este libro no se enfoca en organizar, sino más bien en deshacerse de cosas y cambiar tu forma de pensar acerca de todo lo que dejas entrar en tu hogar.
  2. Kondo te enseña cómo ordenar, mientras adquieres la mentalidad necesaria para mantener siempre limpio cada uno de los espacios de tu casa, en lugar de simplemente hacer una limpieza masiva una vez cada semana, mes o año.
  3. El libro hace hincapié en ordenar todo de una vez, en vez de dar pequeños pasos. Limpiar todo el espacio de una sola vez (afirma Kondo), significa que nunca volverá a sus viejas y desordenadas formas. Ella recalca que ordenar debe ser un “evento especial”, no una tarea común que haces todos los días.
  4. El libro hace hincapié en que tampoco se trata de almacenar de forma ordenada. El Método Konmari no es partidario de guardar cosas porque, según explica, de esta forma se “crea la ilusión de que el problema del desorden se ha resuelto”.
  5. También enfatiza que la limpieza debe hacerse por categoría, no por ubicación. Hay que ordenar por categoría: por ejemplo, toda la ropa, sin importar en cuántas habitaciones la tengas distribuida.
  6. Implica visualización: nos pide que imaginemos la vida que queremos vivir, pero también que busquemos el por qué de cada deseo.
  7. El método tiene dos partes: descartar y organizar. Y descartar, debe hacerse primero.
  8. Pide que te enfoques en elegir qué guardar, y no qué tirar. Sostén cada objeto en tus manos y responde sinceramente si te “genera verdadera alegría”. ¿Sí? Quédatelo. ¿No? Descártalo.
  9. Existe un orden específico: primero, debes comenzar con la ropa. Luego por los libros, papeles, misceláneos y por último los recuerdos, porque explica que aquellas cosas con un valor sentimental, son siempre las más difíciles de descartar.
  10. Dentro de cada categoría, hay un desglose adicional: por ejemplo, en la categoría de ropa debes empezar por la parte superior (camisas), para luego ir a la parte inferior (pantalones, medias, etc.).
  11. Según este método, la ropa no sólo debe “inspirar alegría”, sino que debe doblarse de una manera específica.
  12. También explica que debes ordenar sin permitir que mientras lo haces, tu familia o alguien más te vea. Tampoco debes descartar las pertenencias de otra persona sin su permiso.
  13. Existen pocas reglas de almacenamiento: Kondo favorece la “máxima simplicidad” e incluye la directriz de que los elementos similares deben almacenarse juntos, las áreas de almacenamiento no deben estar dispersas por todos lados, y las pilas (de cualquier cosa) deben ser evitadas.
  14. El método tiene un algo de espiritualidad y nos dice que los artículos que estemos descartando, deben ser “lanzados” en un “nuevo viaje” con una ceremonia de despedida. Además, debemos “mantener un diálogo con nuestro hogar mientras ordenamos”.
  15. Y recalca que es un único método para todos, que no se puede cambiar para adaptarlo a tu personalidad. Independientemente de las diversas razones personales y psicológicas por las que las personas acumulan, Kondo afirma que la solución es la misma.

ALGUNOS DATITOS EXTRA

EL SIGNIFICADO DEL MINIMALISMO SEGÚN WIKIPEDIA

El minimalismo, en su ámbito más general, es la tendencia a reducir a lo esencial, a despojar de elementos sobrantes. Es una traducción transliteral del término inglés minimalism, o sea, que utiliza lo mínimo (minimal en inglés). Es también la concepción de simplificar todo a lo mínimo.

DÓNDE SURGE EL MINIMALISMO

En los Estados Unidos, a comienzos de la década de 1960.

QUIÉN CREÓ EL TÉRMINO “MINIMALISMO”

Este fue utilizado por primera vez por el filósofo británico Richard Wollheim, en 1965.

que es el minimalismo