HABILIDADES

Imaginemos que en tu lugar de trabajo tienes la oportunidad de aplicar para una vacante que has anhelado por mucho tiempo, y aunque tu experiencia en el tema es bastante limitada, estás seguro que con tus habilidades innatas puedes aportar muchísimo en esta nueva posición.

Por supuesto que le has dado el enfoque correcto a la situación ya que, aunque actualmente existe mucha competencia académicamente hablando y cada vez las personas están mejor preparadas (al menos en un papel), el adquirir y fortalecer nuevas habilidades comprobables, será lo que te ayudará a diferenciarte y sobresalir del montón.

DEFINICIÓN

Se define como habilidad al talento (ya sea heredado de forma natural o adquirido por experiencia), que tenemos para realizar algunas cosas. Son las capacidades con las que nacemos, o que adquirimos a lo largo de nuestra vida, para desarrollar distintas tareas o trabajos.

Aprendemos nuevos talentos a medida que realizamos distintas actividades, ya sea en nuestro trabajo o a través del estudio práctico, y estas habilidades nos ayudarán a aumentar tanto la confianza en nosotros mismos, como ese sentimiento de seguridad e independencia que nos acercará al éxito personal y profesional.

TIPOS DE HABILIDADES

De las habilidades que puedes explotar en tu camino hacia el desarrollo personal, existen 2 tipos que explicaremos a continuación:

HABILIDADES TÉCNICAS

Son las necesarias para desempeñar un trabajo en particular y que son fáciles de medir o cuantificar. Por lo general, estas habilidades se desarrollan ya sea en la escuela o en la universidad, y también mediante cursos, capacitaciones, pasantías, etc.

Las habilidades en diseño gráfico, contabilidad o legales, podrían contarse entre las de esta clase.

Este tipo de habilidades no son transferibles. Por ejemplo: si un abogado decide empezar a trabajar en publicidad, sus habilidades legales no le van a servir para lograr ser un mejor publicista.

HABILIDADES BLANDAS O INTERPERSONALES

En cambio, las habilidades de este tipo si son transferibles, y aplican para casi todo tipo de trabajos y también en situaciones de la vida diaria. También son consideradas cada vez más, como factores decisivos en los procesos de selección de personal.

Como su nombre lo dice, las habilidades interpersonales son usualmente las que tienen que ver con la forma en que interactuamos y nos relacionamos con las demás personas, beneficiando nuestro desarrollo personal.

Estas habilidades están asociadas con la personalidad, la capacidad de liderazgo y con una actitud positiva, pero también son subjetivas, por lo que no es posible medirlas.

Entre este tipo de talentos estaría, por ejemplo, la habilidad de trabajar en equipo, ya que prácticamente en todos los trabajos que hagamos y en la mayoría de las situaciones en que nos encontremos, tendremos que ser capaces de interactuar con otras personas para lograr un mismo fin u objetivo.

Es por ello que el desarrollo de nuestras habilidades blandas es tan importante, incluyendo además el hecho de que, si no trabajamos en su crecimiento, muy probablemente no podremos ejecutar nuestras habilidades técnicas con la misma precisión y eficacia.

LAS HABILIDADES HÍBRIDAS

A la combinación de nuestras habilidades técnicas y nuestras habilidades interpersonales, se le conoce actualmente como Habilidades Híbridas.

Por ejemplo: si existe una vacante para asistente administrativo en una empresa, el puesto nos sugiere que el candidato debe tener habilidades administrativas para desarrollar bien su trabajo.

Pero si la empresa que está solicitando el cargo es pequeña, tal vez necesiten que ese asistente también se encargue de manejar las redes sociales de la compañía y brindar a través de ellas la atención al cliente.

Entonces, la empresa va a requerir que las personas que apliquen al puesto tengan (además de las obvias habilidades interpersonales de servicio al cliente), habilidades técnicas sobre el manejo de redes sociales.

Actualmente, la mayoría de las compañías requieren de personas con habilidades híbridas. Por lo tanto, aquellos candidatos que adquieran y desarrollen más habilidades (tanto técnicas como blandas), tendrán mucha más ventaja y oportunidades de hacer una carrera exitosa.

HABILIDADES BLANDAS ESENCIALES

Existen 6 habilidades blandas (y transferibles) que son esenciales para nuestra superación personal y profesional y les describimos cada una de ellas a continuación:

ACTITUD POSITIVA Y CONFIANZA EN TÍ MISMO

A lo largo de la vida se nos pueden presentar muchos desafíos y mantener una actitud y mentalidad positiva ante cualquier situación, es clave para poder salir adelante.

Con una actitud positiva, seremos capaces de dar lo mejor de nosotros mismos en todo lo que hagamos y esto es muy importante, tanto para cualquier tipo de trabajo en el que nos desempeñemos, como (por supuesto) para nuestra vida personal.

Las personas que confían en sí mismas se sienten seguras, porque saben que son capaces de enfrentar y resolver cualquier situación, en todos los terrenos.

AUTOGESTIÓN

Si ya has pasado por el proceso del autoconocimiento, podrás manejarte de la forma adecuada porque entiendes todas tus fortalezas y debilidades. Sabes de qué eres capaz y también conoces cuales son los temas en los que necesitas de ayuda.

Cuando tienes el control de lo que haces y dices, y además sabes organizarte, todo lo que te propongas hacer se te facilitará enormemente.

BUENA COMUNICACIÓN

Ser hábiles en la forma que tenemos de comunicarnos, también nos brinda la capacidad de escuchar e interpretar, de manera precisa, lo que los demás necesitan de nosotros.

Además, esta habilidad nos permite organizar nuestros pensamientos de forma tal, que podremos comunicar nuestras necesidades de manera clara y efectiva, adaptando el mensaje a distintas y diferentes audiencias (ya sea de manera verbal, o escrita).

TRABAJO EN EQUIPO

Como ya dijimos, trabajar en equipo es esencial, no importa si tenemos nuestra propia empresa, si trabajamos para otros o si nos dedicamos a atender el hogar y la familia.

Siempre habrá situaciones en las que tendremos que trabajar en equipo para lograr un fin común, y por lo tanto es necesario que sintamos confianza y empatía hacia los demás.

Sólo si desarrollamos la capacidad de mantener buenas relaciones con otras personas, cumplir con nuestros compromisos y que también aprendamos a delegar funciones, podremos lograr un buen trabajo en equipo.

DISPOSICIÓN PARA APRENDER

Las ganas que tengamos de aprender y mejorar, demuestran hasta dónde estamos interesados en lo que hacemos. Si sabemos que hay algo en lo que debemos trabajar para desarrollarlo o mejorarlo, y demostramos que estamos dispuestos a hacer el esfuerzo para lograrlo, eso le da a entender a los demás que queremos crecer y evolucionar con ellos y/o con la empresa.

ADAPTABILIDAD

Vivimos en tiempos de muchos cambios y la habilidad de adaptarnos a ellos ya no es una opción, sino más bien una obligación.

Si no logramos desarrollar una adaptabilidad frente a nuevas situaciones, personas, ciudades, jefes, etc., nunca podremos avanzar y por consiguiente, viviremos llenos de ansiedad y estrés.

Mientras más rápido desarrolles la habilidad de adaptarte, más fácil se hará tu vida, así que acepta los cambios, pide ayuda cuando sea necesario y sigue adelante.

¿CÓMO IDENTIFICAR TUS HABILIDADES?

Probablemente ya cuentas con muchas, tanto técnicas como blandas. Algunas las habrás adquirido mediante estudios (o actividades extracurriculares) y otras llegaron mediante tu experiencia y relaciones con los demás.

Necesitas analizar cuáles son y qué significa cada una, y luego pensar si en algún momento de tu vida las has aplicado. Para ello, puedes usar como referencia la lista al final de este artículo.

Si, por ejemplo, has sido capaz de reconciliar a dos amigos que estaban en medio de una disputa, probablemente tengas la habilidad de resolución de conflictos. Por otro lado, si siempre entregas tu trabajo completo y a tiempo, probablemente tienes la habilidad de ser buen administrador, y así sucesivamente.

Revisa tu hoja de vida y piensa en todas las cosas que has estudiado y las actividades en las que has tomado parte, y lo más seguro es que descubrirás que tienes muchos talentos.  

¿CÓMO ADQUIRIR NUEVAS HABILIDADES?

Siempre es posible que adquieras habilidades nuevas y no solo pueden aprenderse otras, sino mejorar las que ya tienes. Pero todo eso requiere de constancia, determinación y mucha práctica.

Si por ejemplo quieres desarrollar una habilidad técnica que te ayude con tu trabajo actual o con el nuevo que quieres conseguir, podrías solicitar una mentoría de parte de alguien cuyo conocimiento en esa habilidad específica, esté comprobado.

Muchas empresas también ofrecen cursos o seminarios a sus empleados (usualmente gratuitos) y podrías inscribirte y participar de los mismos.  

Si quieres mejorar tu habilidad de trabajo en equipo, una muy buena oportunidad para lograrlo podría ser si te ofreces como voluntario para desarrollar proyectos en grupo.

Si aún no tienes un trabajo, pero ya te graduaste de una carrera específica, o si ya sabes lo que te gustaría hacer en la vida, podrías aplicar para hacer una pasantía en alguna empresa de tu agrado. De esta forma no solo desarrollarás esa habilidad técnica, sino que podrías tener la opción de quedarte trabajando para ellos, si mantienes un buen desempeño.

Otra manera de adquirir este tipo de habilidades es tomando cursos (ya sean online o presenciales) o por supuesto, estudiando una carrera relacionada.

Para desarrollar habilidades deportivas, podrías practicar el deporte de tu preferencia con tus amigos, inscribirte en un club o equipo, contratar un entrenador personal, etc.

Todo esto puede ser aplicado para cualquier tipo de habilidad que quieras desarrollar. Por ejemplo, si sabes que próximamente te irás a vivir solo en el extranjero, tal vez quieras ayudar a tu familia en los quehaceres del hogar y así desarrollar las habilidades necesarias para facilitar tu pronta independencia.

EJEMPLOS DE HABILIDADES INTERPERSONALES Y TÉCNICAS

Ejemplos de habilidades interpersonales o blandas, que serán de beneficio para tu desarrollo personal y profesional:

  • Manejo del tiempo
  • Sentido del humor
  • Flexibilidad
  • Participación
  • Investigación
  • Iniciativa
  • Perseverancia
  • Creatividad
  • Manejo de emociones
  • Organización
  • Lectura comprensiva
  • Concentración
  • Adaptabilidad
  • Sentido común
  • Paciencia
  • Responsabilidad

Ejemplos de habilidades técnicas muy provechosas:

  • Mecánica básica
  • Carpintería básica
  • Administración de Presupuesto
  • Cocina
  • Paternidad
  • Primeros Auxilios
  • Pintura de paredes
  • Lavado y planchado
  • Limpieza del hogar
  • Jardinería
  • Plomería básica

Ejemplos de habilidades técnicas que pueden ayudarnos en nuestro desarrollo profesional:

  • Programación de agendas
  • Mercadeo
  • Contabilidad
  • Análisis de datos
  • Escritura
  • Hablar otros idiomas
  • Conocimiento de Excel
  • Diseño gráfico
  • Manejo de redes sociales
  • Ventas